Contenidos

Depósito de ponencias, discusiones y ocurrencias de un grupo de profesores cosmopolitas en Jaén, unidos desde 2004 por el cultivo de la filosofía y la amistad, e interesados por la renovación de la educación y la tradición hispánica de pensamiento.

domingo, 24 de octubre de 2010

El último libro de Penalva



Ya sabemos que el sistema educativo español tiene muchas dificultades. Nos quejamos mucho de él desde hace años. Por eso viene bien un libro que no se limita al lamento sino que analiza los porqués del actual "semidesastre" de la enseñanza en España. "Semi" porque mientras haya personas ilusionadas con lo que hacen a pesar de todo algo se salva, y en el Mochuelo hay ilusión.

Fallan según Penalva:
-la teoría pedagógica de base,
-el modelo de profesor,
-la idea de qué es la escuela y cuál es su función en el conjnto de la sociedad.

El problema es si hay alternativas Las hay, pero parece ser que el mundo de la pedagogía oficial tiene por intocable el actual sistema educativo. Se le ha colocado la etiqueta de "progresista" y se detecta poca preocupación entre los especialistas universitarios por los problemas reales que se viven día a día sobre todo en la enseñanza secundaria.
A este respecto hace poco pude contestar a las preguntas de una alumna de magisterio de la universidad de Jaén, me agradó poder colaborar a que los maestros y profesores del futuro sepan cuáles son las dificultades, a qué se van a enfrentar y vayan pensando ya en el "cambio".

Algo que no ayuda precismante a superar los problemas es la politización de la enseñanza. En nuestro país asuntos que deberían ser un consenso entre todas las fuerzas políticas son objeto de disputa ideológica, incluso de que rebrote el localismo y el nacionalismo a propósito de la escuela pública por no hablar de la "cuestión religiosa" de la que Penalva no se hace eco en su libro, pero que es otro tema no menor.

Hay que repensar qué se ha de aprender. Algo en lo que incide bastante el autor de "La escuela a examen" es el modelo de profesor. Es urgente la "revalorización" de nuestro trabajo. Resulta paradójico observar que llevando la palabra "profesión" en el nombre  se reconozca tan poco la autoridad, el saber de los "profesionales" de la enseñanza. En los programas televisivos todos los que aparecen son profesionales de la canción, el baile, el periodismo, el cine, el deporte.... "un profesional como la copa de un pino", expresión muy usada en nuestro país en cualquier actividad para designar al que sabe lo que hace y lo hace bien y con dedicación. En el mundo de la enseñanza hoy por hoy las cosas no son así.

Penalva analiza desde un punto de vista filosófico, (se agradece este extremo), las teorías que están a la base de nuestro modelo educativo, la llamada pedagogía construccionista y el pretendido compromiso socio-político del enseñante, así como el ideal de la inclusión.

Particularmente ilustrativos me parecen los tres últimos capítulos en los que el autor cuestiona la figura del profesor como asistente social, una "profesión" muy digna pero distinta, y propone modelos alternativos para reforzar el papel del profesor en la escuela. Realmente nosotros deberíamos de ser los protagonistas de los que allí se hace.
Si alguien del Mochuelo o no del Mochuelo, quiere echarle un vistazo al libro se lo presto, con vuelta por favor.

No hay comentarios: