Contenidos

Depósito de ponencias, discusiones y ocurrencias de un grupo de profesores cosmopolitas en Jaén, unidos desde 2004 por el cultivo de la filosofía y la amistad, e interesados por la renovación de la educación y la tradición hispánica de pensamiento.

sábado, 28 de enero de 2012

Emilio

¡Interesante tarde con la Quinta muy nutrida de jóvenes asistentes!, entre ellos la prometedora filósofa María Eugenia González Lara (Mariu para los amigos), cuyo blog merece una "mirada despresente" y un enlace permanente en éste. Emilio López Medina tuvo la gentileza de desplazarse desde Jaén y distribuir gratuitamente ejemplares de su penúltimo libro de aforismos, El Dolor (Octaedro 2011), que forma parte de la serie "Las 7 bestias". Creo que el segundo libro lleva el título de La Ambición, pero no me hagáis mucho caso.
A mis preguntas y merecidísimas zalemas, Emilio explicó su itineario intelectual, como dramaturgo (Faustino o la fuerza del vino), metafísico (del espacio) y aforista. Se habló de lógica-matemática y de sus limitaciones, y de Gracián, al que no se estudia en literatura, por ser demasiado filósofo, ni en filosofía, por ser demasiado literato, pero que interesó tanto a Schopenhauer que éste aprendió español para traducirlo. Se habló del fármaco Rousseau, y de sus contraindicaciones y efectos perversos. Se habló de Balmes, pues Emilio hizo su tesis doctoral sobre él, al hallar en su filosofía una anticrítica de la razón pura, no dependiente de la escolástica, sino del mismísimo Descartes.
Discutimos sobre los males de la Universidad española: burocracia, nepotismo. Nos quejamos del desprecio tan español por el talento y la originalidad. Y soñamos con un blog hecho en común, dedicado a aforismo, y que recoja la colección que Emilio atesora.
También supimos, en primicia, que Locke se cae del programa de selectividad en beneficio de Rawls (defensor de "la igualdad de oportunidades" à la page), contra el criterio de nuestro invitado, quien prefiere a los clásicos, y que a la sazón sigue siendo coordinador de selectividad en la asignatura de filosofía, en representación de la Universidad de Jaén.
Al parecer, María Zambrano se cayó del programa por difusa, o tal vez porque pocos "académicos" le han leído como la malagueña merece.
Y de esto a lo otro, de lo humano a lo divino de la música (Emilio prefiere Haendel a Bach), ¡misterios órficos!, se nos hizo de noche, y la Quinta acabó desmenuzándose en simposio y tapas, en la Puerta del Losal. Pepe Fuentes, que fue tardío pero seguro, invitó por su cumple a las copas. ¡Qué tío!

No hay comentarios: